Investigación‎ > ‎

Coludito de los Pinos



El Coludito de los Pinos solamente ocurre en el pino Paraná. Amenazan sus poblaciones el desmonte de esta selva y el reemplazo de las plantaciones de pino Paraná por plantaciones de pino taeda. Para conservarlo motivamos la reforestación con pino Paraná.

Foto: M. Lammertink




Si hay un ave estrechamente asociada al pino Paraná es el coludito de los pinos. Este pájaro pequeño se alimenta de insectos en lo alto de las copas de las araucarias. El coludito es una especie fácilmente reconocible por su característico canto y movimientos acrobáticos en las ramas de pino Paraná, donde se lo ve usualmente solo o en parejas. Alejandro Pietrek estudió el coludito de los pinos para su tesis de maestría en 2007 y 2008.


Si bien la especie estuvo tradicionalmente restringida a los bosques de pino Paraná del este de la provincia de Misiones, el establecimiento de plantaciones de Araucaria al oeste y sur de la provincia facilitó la colonización de nuevas áreas lejos de su distribución original. Pietrek mostró que las plantaciones de pino Paraná maduras pueden ser buen hábitat para la especie y que los coluditos pueden ser incluso más abundantes en plantaciones viejas que en remanentes naturales.

Los coluditos no usan plantaciones de pino taeda, un arbol exótico que está cada vez más extendido en la provincia como consecuencia de la baja rentabilidad de las plantaciones de pino Paraná.


Conservación 

Para asegurar la persistencia de las poblaciones de Coludito es necesaria la conservación de la Araucaria. Como los remanentes naturales son escasos los coluditos encontraron una segunda oportunidad en las plantaciones, que ahora también están siendo reemplazadas por pino taeda. Según los resultados de Pietrek y Branch (ver artículo en pdf), de continuar la tendencia actual, los coluditos pueden quedar restringidos a unos pocos bosques naturales y plantaciones aisladas lo que puede impactar seriamente en sus poblaciones. Por eso es importante no solo conservar y restaurar los remanentes de pino Paraná, sino también conservar plantaciones viejas de pino Paraná que se asemejan a los bosques naturales y brindan refugio al coludito y a muchas otras especies.