Acción‎ > ‎

Reforestación con nativas

El 7 de septiembre de 2009 un tornado arrasó a la localidad de Santa Rosa matando a 12 personas y dejando cientos de personas más sin casa. También rompió muchos árboles donde anidaban y se alimentaban los loros vinosos y muchas otras especies. En los días y meses siguientes al tornado, los pobladores nos expresaron su preocupación por los loros. Propusieron plantar árboles nativos para reemplazar su hábitat a futuro, y así nació el programa de reforestación.



De 2010 a 2016, 40 familias han plantado 2229 plantines de nativas en sus chacras, la mayoría de Santa Rosa pero algunas también de Tobuna y Cruce Caballero. Plantaron ejemplares de pino Paraná (Araucaria angustifolia), cedro (Cedrela fissilis), incienso (Myrocarpus frondosus), tres especies de lapacho (Tabebuia spp.), alecrín (Holocalyx balansae), timbó (Enterolobium contortisiliquum), grapia (Apuleia leiocarpa), ingá (Inga sp.), cañafistula (Peltophorum dubium), laurel negro (Nectandra saligna), guayubira (Patagonula americana), ceibo (Erythrina falcata), cancharana (Cabralea canjerana), cereza (Eugenia involucrata), jacaranda (Jacaranda micrantha), pitanga (Eugenia uniflora), yaboticaba (Plinia trunciflora) y angico colorado (Parapiptadenia rigida). Estas familias plantaron árboles, según ellos, para recuperar la selva que se perdió en el tornado, para proteger el agua, para usar la madera, porque aman las plantas, para cortar el viento, para sombra y frutas, y para remedios. 

Monitoreamos el programa con visitas a los pobladores y sus árboles plantados. Algunas familias tuvieron problemas con fuertes heladas que mataron o dañaron sus plantines en 2011. En años posteriores recomendamos plantar los árbolitos debajo de alguna cobertura (capuera, borde de monte o plantación) y la mayoría de los plantines sobrevivieron. A los tres años de haber sido plantados, algunos árboles ya medían más de 4 m. En 2015-2016 las familias expresaron mucha satisfacción al ver sus árboles - ya con flores y frutos - utilizados por tucanes y otras aves. De los participantes encuestados en 2013 y 2015, 85% creían que plantar árboles nativos ayuda a los loros vinosos, diciendo principalmente que los árboles ofrecerán semillas y frutos para que los loros se alimenten, huecos para que aniden, y copas donde podrán pasar la noche protegidos. 



Equipo de reforestación: Abilio Rodríguez, Bianca Bonaparte, Marcos Sosa, Alejandro Bodrati

Participantes: Abilio Rodríguez, Sergio Rodríguez, Isaia De Sousa Bueno, Guillermo Alves Días (2), Alberto Fernández, Elías Fernández, Isabelino Rodriguez, Antonio Alvez Días, Alberi Rodriguez, Amadeo Do Santo, Guillermo Perie, Jorge Bortolini, Carlos Piñeiro, Benilda Coral, Adolfo Díaz, Paulo De Mato, Enrique Olivera, Teresa Olivera, Bienvenido Do Santo, Miguel Da Rosa, Juan Da Rosa, Joselino Alvez Días, Escuela de Santa Rosa, José Fernández, José Avila, Victor Prestes, Tadeo Debarba, Marcos Debarba, María Días Cabrera, Arturo y Lucy, Julio Prestes, Rafael Anderlei, Waldemar Barbosa, Adrián Rodriguez, Liliana Souza, Carlo Baez, Noemia Amaral, Milton de Lima, Valdovino Chagas y más.  

Conseguimos donaciones de plantines y financiamientos de International Conservation Fund of Canada, Columbus Zoo, Papel Misionero SAIC, Global Releaf y Posada Puerto Bemberg, a quienes agradecemos su importante aporte.